FANDOM


N n

Katara

Katara (卡塔拉 Kätara?) es una Maestra Agua de la Tribu Agua del Sur. Bonita, cariñosa, dulce, hábil, valiente y un poco mandona. Tiene 14 años. Junto con su hermano mayor, Sokka, encuentra a Aang, el más reciente Avatar, y lo acompaña en su viaje para derrotar a la Nación del Fuego y traer paz a las naciones afectadas.

Katara creció como la figura materna y madura de su familia y su tribu. Cuando Katara era aún una niña, su madre fue asesinada en un ataque de la armada de Los Invasores del Sur. Por eso, Katara adoptó las responsabilidades que tenía su madre. Aunque estaba interesada en mejorar sus habilidades de Agua Control, se resignó a cocinar y limpiar mientras su hermano Sokka entrenaba para ser un guerrero. A la edad de 12 años, Katara vio a su padre, Hakoda, y otros hombres de la tribu partir hacia el Reino Tierra para participar en los esfurezos de la guerra contra la Nación del fuego. Eso la dejó al cuidado de la tribu, junto a Sokka, y su abuela, Gran Gran Abuela Kanna.

Como un recuerdo de su difunta madre, Katara siempre lleva un collar de color azul marino con un pendiente de piedra, que tiene tallado el símbolo del Agua Control. Hecho originalmente por Pakku como un regalo para la abuela de Katara siguiendo la costumbre de la Tribu Agua del Norte, como símbolo de compromiso, y luego dado a Katara (al parecer esa costumbre no existe en la Tribu Agua del Sur, pues Katara se muestra sorprendida cuando Yogoda le explica el significado de su joya). Katara era muy cercana a su madre, ya que en "El Pantano" tiene una visión de su madre y rompe en llanto cuando el espejismo desaparece. Katara extraña a su padre, pues no lo ha visto durante dos años desde que él fue a la guerra. Aunque ella no lo idolatra tanto como su hermano lo hace, una vez consideró seriamente dejar a Aang atrás para encontrarse con su padre. Pero su lealtad hacia Aang y sus propias razones ganaron. En "Bato de la Tribu Agua," se menciona que Hakoda iba rumbo a Ba Sing Se. En los dos primeros capítulos de la tercera temporada, Katara no se le ve muy bien con Hakoda y lo trata fríamente, aunque después ella misma revela que en verdad no le guarda rencor a su padre, sino que estaba molesta consigo misma por que no se habían visto en dos años. Katara inicialmente parece tener mucho parecido con su abuela paterna Kanna, (a quien le dicen "Gran Gran" con afecto), quien contó grandes historias del Avatar. Inicialmente amargada y pesimista ante las esperanzas de Katara y Aang, se parece mucho más a Katara de lo que la misma Katara cree.

Los eventos de la serie inician cuando, durante una expedición de pesca, Katara se enfada con Sokka, y su fuerza de agua control hace que encuentre en un iceberg a Aang atrapado en estado de animación suspendida (dentro del Estado Avatar). Katara lo libera y descubren que Aang es el Avatar, cuyo destino es dominar los cuatro elementos: Agua, Tierra, Fuego y Aire. Con la meta común de dominar el Agua Control, Katara, junto con su hermano, se unen a Aang con la esperanza de visitar la Tribu Agua del Norte para encontrar un Maestro de Agua Control que les enseñe.

Para Katara, el Agua Control es una destreza única que ella realmente quiere dominar. Sin otros maestros para enseñarle, Katara inicialmente aprendió sola. Capaz de maniobrar una burbuja con un pez dentro, ella demuestra mucho potencial. Aun así, le falta un poco de control y es incapaz de hacer algunos de los ataques más grandes. Luego de conocer a Aang, ella y Sokka se embarcan en un viaje a su Tribu hermana en el Polo Norte, en un viaje para encontrar un Maestro Agua que les enseñe. Katara continuó practicando Agua Control durante su viaje con Aang y Sokka, adquiriendo nuevas habilidades. Mientras estaban en un puerto del Reino Tierra, Katara robó un pergamino de Agua Control de unos piratas. Siguiendo las instrucciones del pergamino, Katara y Aang aprenden el "látigo de agua", una maniobra que golpea al objetivo con un látigo formado con agua. Luego, mientras trataba de "ayudar" a una villa del Reino Tierra, aprendió a dominar las aguas subterráneas, y junto con Aang la sacan por géisers hacia una presa.

Luego, Aang accidentalmente quema las manos de su amiga mientras él aprende Fuego Control, y Katara descubre que tiene un talento excepcional: la habilidad de curar heridas, usando el agua como catalizador. Cuando llegaron finalmente al Polo Norte, Katara y Aang conocen al Maestro Pakku, un maestro de Agua Control. Ella esperaba aprender Agua Control de él, pero Pakku se lo niega, explicándole que las costumbres de la tribu prohíben a las mujeres aprender Agua Control para luchar. En su lugar, las mujeres tienen la oportunidad de aprender a ser curanderas.

Mientras Aang aprendía de Pakku, Katara fue enviada a las cabañas de curación para las clases de curación de Yogoda. Luego de su única lección, ella se entera que su abuela, Kanna, había sido buena amiga de Yogoda cuando eran jóvenes. Sin embargo, ella había ido a la Tribu Agua del Sur para escapar de un matrimonio arreglado con un joven Maestro Agua. Llena de furia contra las costumbre del norte, Katara quiso aprender lo que le enseñaban a Aang en la noche. Pakku los descubrió rápidamente y le prohibió a Aang futuras lecciones hasta que Katara se disculpara. En vez de dejarse llevar por el amargado de Pakku, Katara desafió a Pakku a una batalla. Ella se mostró desafiante, pero Pakku todavía no consentiría enseñarla, y finalmente la derrotó.

Cuando él tomó el collar de Katara del suelo, él lo reconoció por su pendiente como el collar que él había esculpido hacía sesenta años para su joven prometida, Kanna. Dándose cuenta que su aferración obstinada a las costumbres le había costado su esposa, Pakku consintió enseñarles a Aang y a Katara. Cuando Katara se demuestra capaz de aprender más rápido que cualquiera de los otros estudiantes, Pakku le da la tarea de enseñar al lento de Aang, el cual aprendería y la llamaría Si-fu Katara (Maestra Katara). Al principio del Libro Dos, al grupo se le es dado por Maestro Pakku una caja de pergaminos de Agua control y un amuleto lleno de agua (con propiedades especiales) del Oasis Espiritual.

El Maestro Pakku nombró a Katara Maestra de Agua Control así que oficialmente puede enseñar a Aang, a pesar que tienen el mismo nivel de conocimiento pero no de habilidad. En el episodio "El Regreso a Omashu," Katara fue capaz de derrotar temporalmente a Mai antes que Ty Lee bloqueara el chi en Katara, haciendo que Katara no pudiera hacer Agua Control temporalmente. En "El Pantano," mostró que tiene gran habilidad sobre su poder al enfrentar a las criaturas. No se sabe si Katara puede controlar el agua de las plantas, así como algunos miembros de la Tribu Agua del Pantano; aunque es Agua Control, parece ser una forma especializada y complicada, pues sólo un miembro de la Tribu del Pantano es visto haciendo "Planta Control".

Katara salva los pergaminos en el episodio "El Día del Avatar" de un hombre de la Nación del Fuego y un momento después apaga los incendios en las estatuas gigantes con una pequeña cantidad de agua. Usa el agua de su cantimplora varias veces, como una herramienta para cortar (al congelar el agua). También fue capaz de derrotar a dos estudiantes de Tierra control con un esfuerzo mínimo, para luego pegarlos con hielo entre dos paredes en el episodio "La Bandida Ciega," (pues ninguno estaba preparado para este ataque). En "La Persecución" ella comparte su miedo de quedarse sin poderes de Agua Control causado por Ty Lee en el episodio "El Regreso a Omashu" mientras ella y Aang están bañando a Appa. También temió a Ty Lee en una pequeña confrontación esquivando sus ataques, pero Mai fue capaz de derrotar a Katara clavándola en un árbol con púas, y sólo fue salvada por Appa. Cuando Azula trató de herir a Aang, ella fue prevenida de hacerlo, pues un látigo de agua estaba tomando el brazo de Azula, creado por Katara. Katara ofreció curar a Iroh con sus poderes de curación después que Azula lo hirió (casi fatalmente), pero desafortunadamente Zuko estaba demasiado furioso y sorprendido para escuchar, y le gritó a ella y al resto del grupo se fueran, atacándolos con fuego. En el capítulo final del Libro Tierra tiene un gran enfrentamiento con Azula, a quien dominó fácilmente hasta que Zuko llego para ayudar a su hermana.

En el episodio "La Titiritera", Katara aprende las artes antiguas de los Maestros Agua de una anciana Maestra Agua del Polo Sur (posiblemente la última de esta parte después de Katara) llamada Hamma, que le enseña cómo sacar agua de la atmósfera, las plantas e incluso a cómo conseguirla en el desierto, aprendiendo así como superar su punto débil (o controlarlo). Sin embargo, esta anciana Maestra también desarrolló un nuevo nivel de Control. Durante su estancia en la cárcel de la Nación del Fuego, Hamma descubrió que gracias al poder que le otorgaba la luna en noches de luna llena podía controlar los fluidos corporales. Llamando a esta técnica, Sangre Control. Pese a que ella quería enseñársela a Katara, ella se negaba rotundamente a hacerlo. Pero no le quedó otro remedio que usarlo cuando Hamma, mediante el Sangre Control, puso en contra a Sokka y Aang. Hamma fue encerrada por los aldeanos que capturaba después, pero ella dijo que no le importaba. Su trabajo estaba hecho: Katara era una Maestra Sangre. Claramente Katara es perturbada por el hecho de aprender ésta obscura técnica y al final de la guerra, Katara ilegaliza la técnica del Sangre-Control, esto se ve reflejado en la Leyenda de Korra. Además, Aang está enamorado de ella, aunque Katara ignora esto. En el capítulo "Predicciones", se ve cómo Aang la mira muy enamorado en el capitulo "La Cueva de los Dos Enamorados", se besa con él aunque no sale muy claro. En el décimo capítulo de la tercera temporada, Aang alucina que la besa, y luego se da cuenta que era una fantasía. Luego, en el décimo segundo capítulo, él la besa en la boca por sorpresa, despidiéndose, antes de que comience la invasión a la Nación del Fuego. En la película del Cometa de Sozin que marca el final de la serie, Katara derrota a Azula en el palacio real de la ciudadela de la Nación del Fuego, y en la última escena de la serie, Katara y Aang se besan en Ba Sing Se.